Lo que algunos sentimos cuando otros son exhibidos

El problema es que muchas personas en la sociedad se han acostumbrado a ver a la discapacidad como un sinónimo de indigencia, asociando esto con cuanta persona con discapacidad se cruza en su camino. En la edificación de esta imagen están ciertas organizaciones de beneficencia, quienes han acostumbrado exhibir a personas con capacidades diferentes en situaciones lastimeras, justificándolo porque si no es así, no impactarían a quienes les piden dinero.

Es sumamente denigrante como estas organizaciones hacen entrega de donativos en la televisión. Primero se pone una música sentimental (mejor si es de piano). Seguidamente se transmiten imágenes del beneficiado con las dificultades que atraviesa por no tener la donación. Seguidamente se escucha el agradecimiento de boca del protagonista, pero mejor si hay lagrimas que son exaltadas con acercamientos de la cámara. Al final el objetivo es simple y llanamente despertar lástima en el televidente Todo esto fue puesto de moda por los noticieros de TV amarillistas. Podríamos mencionar que esto estaría bien (con la respectiva moderación) para que una comunidad se entere de que hay alguien a quien se debe ayudar, pero esto no debiera suceder con organizaciones cuyo trabajo sería ese.

Muchas de estas organizaciones son religiosas, pero obvian aquella escritura que dice que lo que haga la mano derecha no lo ha de saber la mano izquierda. Justificaciones habrían mil, incluso apelarían a que se debe ser agradecido, mientras otros sin dudar arremeterían en contra de quien no quisieran agradecer en cámara, para ello hasta se han creado dichos como: “limosnero y con garrote”. Dando el beneficio de la duda, quizá no se den cuenta que lo que hacen es un espectáculo que cala en la memoria de quienes ven el show, algunos ciertamente podrá dar dinero, pero en otros se edificará el estereotipo de la mendicidad en una persona con discapacidad.

¿Pero como puede esto afectar a otras personas? Cierta vez, quien escribe este articulo fue conminado a abandonar un comercio pues los empleados pensaron que llegaba a pedir limosna. Al aclararles la situación se disculparon diciendo: – Es que como uno mira tantas cosas en televisión…-

Probablemente quienes son exhibidos no se dan cuenta de lo que sucede y si lo hacen, quizá hacen de tripas corazón por la necesidad. Siempre me he preguntado: ¿Qué haría uno de esos benefactores si a ellos se les pidiera llorar ante cámaras por un favor? ¿Se dan cuenta que al pedir la exhibición del ser humano en dadas condiciones no es más que alimentar su ego para poder presumir de ser buenos? Hay algo aun más impactante: hay personas que gustan presumir que si no fuera por ellos, tal o cual persona, no habría obtenido algún triunfo.

La dignidad de una persona con discapacidad es algo que se suele confundir con orgullo. Muchas personas sin discapacidad ven mal que una persona diferente a ellos les vea a los ojos para expresar su igualdad, no lo entienden pues casi nunca se exaltan las virtudes y aportaciones que una persona con discapacidad posee y es capaz de dar. Muchas instituciones dicen rehabilitar a una persona con discapacidad, pero obvian la dignidad de TODAS las personas con discapacidad. Uno de los factores determinantes en la conducta de los seres humanos es la dignidad, quien la edifica obtiene autoestima, a quien se le mancilla le resultará difícil el reconocerse como un ser valioso, esto porque siempre aparecerá quien le recuerde que no puede solo.

Pedir un mundo perfecto es soñar, quizá esto lo debamos tolerar las personas con discapacidad a sabiendas que algunos se benefician, pero eso no quiere decir que no expresemos lo que otros callan, o sea, lo que sentimos al ser exhibidos como trofeos de un buen samaritano. Afortunadamente en este mundo también hay gente bondadosa, que no necesita de idolatrías y para quienes no es necesario observar a otro ser humano humillado, para despertarle la solidaridad.

Les dejo con Aimee Mullins de 34 años, mujer norteamericana que perdió las dos piernas a la edad de un año, aunque esto no impidió que ella rompiera marcas deportivas y fuera modelo de la alta costura.

Anuncios

Pienso que:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s