Hipocresía

La-Hipocresía_658x4001

Todos en algún momento nos equivocamos, somos humanos, juzgamos y opinamos superficialmente, claro, el reconocer esto no es justificación para hacerlo como el deporte de algunos, pero es un freno para evitar juicios a la ligera. Hay que buscar la honestidad intelectual, quizá no lleguemos a la perfección, pero hay que escapar del cinismo de aquellos que premeditadamente viven de las frustraciones y miedos de los demás.

¿Por qué no peleas por los derechos? ¿Por qué no hablas más de Dios? No son una, ni dos personas, son muchas las que me cuestionan a cerca de ello. Lo intentaré explicar en corto. Ya hay muchos haciendo eso, y si bien es necesario, poco o nada se ha avanzado. Recordemos que si se sigue haciendo lo mismo, no esperemos resultados diferentes. Por allá alguien me dijo que como seguramente tengo suerte y nunca me han discriminado, entonces por ello no apoyo las causas de los derechos, mientras algunos me insinúan mi falta ante Dios, recalcándome que debo ser agradecido.

Si, si me han discriminado, si apoyo las causas concretas de los derechos de PCD y soy cristiano. Pero yo actuó de manera diferente. Mis ideas son diferentes, quiero resultados diferentes. Creo que no es hablando, creo que es actuando. Creo firmemente en mis derechos, si alguien no los respeta puedo actuar dentro de lo que pueda, pero soy mucho más valioso preservando mi autoestima y siendo productivo, que perdiendo el tiempo alegando con ignorantes. Relataré dos incidentes (de tantos que he enfrentado en estos 25 años de discapacidad) que me sucedieron y que solo me han confirmado mi pensar.

Derechos y Dios

Un día encontré abandonado a un mi amigo tetrapléjico total, su madre había muerto y estaba totalmente abandonado. Toque infinidad de puertas de instituciones que “luchan” por los derechos, instituciones que recaudan dinero para PCD, organizaciones gubernamentales, Etc. Y nadie, pero nadie me ayudó. Lo trasladé de San Lucas a mi casa con ayuda de Cruz Roja, solo amigos míos ayudaron, incluso hay una iglesia evangélica a tres casas de la mía, todos se dieron cuenta de la necesidad, pero nadie llegó siquiera a dar animo. Aquello se saldo a bien gracias a que Guatevisión accedió a realizar un reportaje, encontramos una casa hogar de un sacerdote católico. Hoy aquel ya descansa en paz, pero dejó un regalo en el corazón de quienes le ayudaron, ese que no conocerán los que solo saben alegar.

  1. Tiene que ver con derecho. El derecho de vivir con dignidad y si el Estado es incapaz de ayudar, somos los ciudadanos quienes debemos ser solidarios con quien no puede hacer realidad su derecho. Pero como estos casos no son de shock social, como no se puede culpar a nadie y como no es fuente de ingresos, a quien le importa. Están tan ocupados alegando que no pueden hacer sino solo eso. Terminan siendo instituciones frías e inhumanas, que irónicamente ¨luchan por los derechos humanos” y al parecer no haría diferencia si un robot las dirigiera.
  1. Tiene que ver con Dios. Los religiosos bien adoctrinados, quienes ven obras bondadosas pero no colaboran pues quien hace la obra no menciona a Dios, pesando más en el legalismo de los líderes, que en el espíritu de la ley. Como hubiese cambiado la historia si el Samaritano le hubiera preguntado al necesitado a que iglesia iba o si esté se hubiese puesto a gritar en publico que todo lo hacia por Dios, cuando su obra era AMOR y eso es Dios según Juan. Pero hoy día todos quieren ser los de Mateo 6:5 “Y cuando oréis, no seáis como los hipócritas; porque a ellos les gusta ponerse en pie y orar en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos por los hombres. En verdad os digo que ya han recibido su recompensa”.

 

Solo religión

El año pasado estaba muy temprano en Centro Comercial Próceres para un compromiso que tenía junto a una amiga y su niña de escasos 4 años. En eso ella propuso subir a una iglesia que su ubica en el ultimo nivel del centro comercial, podríamos escuchar de Dios en lo que llegaba el momento de nuestro compromiso.

Primero llegamos a una especie de corredor que es antesala de la entrada, al intentar ingresar se nos dijo que no podíamos pues ensayaban obras navideñas. La persona que abrió dejo entrever un salón con unas 30 personas, por lo que le dijimos que nos permitieran que mi amiga se sentara adentro en lo que llegaba la hora del servicio, pero no accedió, esto viendo mi silla de ruedas y que llevaba a una niña en mis piernas.

Bueno, dijo mi pareja, ahí está vacio el salón de niños, pasemos con la nena para que se entretenga en lo que comienza el servicio. A mi no me pareció mala la idea y fuimos. Estando ahí llegó el mismo tipo que nos negó la entrada al salón, solo que esta vez lo acompañaba un agente de seguridad. Ustedes deben salir dijo, como amable pero odiosamente. Mi acompañante intentó decir algo, yo no quise, mejor me dirigí a la puerta, la cual me abrió aquel tipo, no sin antes decirme que me esperaban al servicio dentro de una hora. Nunca olvidaré como me sentí, ni la cara de aflicción de mi compañera.

Analizando esto, tenía razón aquel empleado de la iglesia. Estos son negocios de la fe, de elites ya definidas, y como buenos empresarios la propiedad privada es primordial. La culpa fue mía, por tonto ando metiéndome en locales aun no abiertos. Hablar de lo que predican ahí no es necesario, por sus obras los conocerán, además: ¿Qué esperaba yo de una iglesia en un centro comercial? ¿Una oferta de perdón de pecados de a dos por uno?

BLOGEn resumen

La moral es subjetiva, por lo tanto lo es la fe. Los derechos son universales, pero primero trabajo mi autoestima, puesto que hay un mundo real, que es cruel, por lo que debo ser fuerte y no andar de victima. Si no te preparas mentalmente, si no cimientas tus creencias y si no estas seguro de tu propósito, cualquier tormenta hundirá tus ideales: tus sueños de un mundo mejor.

El cambio de esta sociedad comienza por dentro de nosotros, cuando actuamos igual, cuando entendemos hasta a los idiotas por su ignorancia. Cuando nos respetamos y respetamos los derechos de toda persona, que entre otros están los de religión, orientación sexual, ideología política, Etc.

Tampoco creo que todos los que luchan por los derechos sean iguales, hay gente admirable por su tesón, pero más por sus obras, pero son los menos. Yo admiro a quien lucho por los derechos civiles, al gran Dr. Martin Luther King, Jr. de los pocos que pasaron de las palabras a los hechos.

Más allá de andar repitiendo lo que muchos dicen, prefiero ser práctico. Me gusta hacer, crear, actuar; que hablar tan lindo, que solo Peter Pan me entienda. El conocer personas o filosofías no significa haber leído de sus premisas, conocerlas es en base a su legado, a ser capaz de leer entre líneas el espíritu de sus actos. Ni llenarse la boca de derechos o de versículos bíblicos será nunca más que ayudar al prójimo, pues en eso se resume todo. Todo lo demás, es vanidad.

Vale la pena

Voy a una iglesia en donde me respetan, me guían y me siento amado; pero eso no me da derecho a irrespetar otras creencias. Voy a comercios accesibles, regreso a gastar mi plata en donde me tratan como me lo merezco. Tengo amigos excepcionales, algunos de ellos han dormido en el piso al lado de mi cama cuando lo he necesitado. Creo en Dios y no necesito andarlo diciendo a cada rato. Y aunque me hayan ofendido, sé que hay mucha más gente inteligente, amable y bondadosa en el mundo, por lo que un par de pendejos nunca amargarán mi vida.

 

Un artículo escrito por Byron Pernilla para Asodispro

Anuncios

10 comentarios

  1. Hola antes que nada un fuerte aplauso y gracias por hacerse escuchar, aprecio haber encontrado un blog así, lo seguiré pues me ha dejado en verdad impresionada.
    Saludo, Adyta.

    Me gusta

  2. “…Todos en algún momento nos equivocamos, somos humanos, juzgamos y opinamos superficialmente, claro, el reconocer esto no es justificación para hacerlo como el deporte de algunos, pero es un freno para evitar juicios a la ligera. Hay que buscar la honestidad intelectual, quizá no lleguemos a la perfección, pero hay que escapar del cinismo de aquellos que premeditadamente viven de las frustraciones y miedos de los demás….”

    “…Más allá de andar repitiendo lo que muchos dicen, prefiero ser práctico. Me gusta hacer, crear, actuar; que hablar tan lindo, que solo Peter Pan me entienda. El conocer personas o filosofías no significa haber leído de sus premisas, conocerlas es en base a su legado, a ser capaz de leer entre líneas el espíritu de sus actos. Ni llenarse la boca de derechos o de versículos bíblicos será nunca más que ayudar al prójimo, pues en eso se resume todo. Todo lo demás, es vanidad…”

    “…Hablar de lo que predican ahí no es necesario, por sus obras los conocerán, además: ¿Qué esperaba yo de una iglesia en un centro comercial? ¿Una oferta de perdón de pecados de a dos por uno?…”

    “…La moral es subjetiva, por lo tanto lo es la fe. Los derechos son universales, pero primero trabajo mi autoestima, puesto que hay un mundo real, que es cruel, por lo que debo ser fuerte y no andar de victima. Si no te preparas mentalmente, si no cimientas tus creencias y si no estas seguro de tu propósito, cualquier tormenta hundirá tus ideales: tus sueños de un mundo mejor….”

    “…El cambio de esta sociedad comienza por dentro de nosotros, cuando actuamos igual, cuando entendemos hasta a los idiotas por su ignorancia. Cuando nos respetamos y respetamos los derechos de toda persona, que entre otros están los de religión, orientación sexual, ideología política, Etc….”

    “…hay gente admirable por su tesón, pero más por sus obras, pero son los menos….”

    “…Voy a una iglesia en donde me respetan, me guían y me siento amado; pero eso no me da derecho a irrespetar otras creencias….”

    “…Y aunque me hayan ofendido, sé que hay mucha más gente inteligente, amable y bondadosa en el mundo, por lo que un par de pendejos nunca amargarán mi vida….”

    Mil Gracias por compartir este texto con historias y experiencias de vida tan enriquecedoras para quien sepa leer en profundidad.

    Cité algunos fragmentos del autor.

    Aquellos que resonaron en mi personal escala de valores subjetiva, que me sacudieron mis propias ideas y me recordaron muchas de las que alguna vez lleve a la practica en silencio.

    Esos fragmentos deberian ser memorables para aquel que esta dispuesto a experimentar un verdadero cambio individual interno.

    En lo personal me recuerda y alienta a opacar o disolver mi propia intolerancia y rigidez tanto mental como emocional.

    La categoria: “Heroes anonimos”, es una hermosa frase nominal, bellisima por lo que transmite en si misma.

    Yo siempre fantasee con escribir un texto o realizar un cortometraje con ese tipo de heroes anonimos.

    Me conforme con hacer alguna que otra entrevista.

    Este texto testimonial es bellisimo en forma y contenido, inspirador y alentador en esencia.

    Mil gracias por habermelo enviado a mi correo personal.

    ¡GRACIAS ASODISPRO!

    Pat

    Le gusta a 1 persona

Pienso que:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s