El sistema de la ley de Herodes

Corrupción
Corrupción

El fin de un político en Guatemala no siempre es definitivo, bien dice uno de nuestros dichos: “Se han visto muertos acarrear tierra”. El fin político por el momento de la vicepresidenta Baldetti es un merito de la presión social, con una manita de mono de gringolandia. Es lindo para mí ver que se ha logrado un cambio brusco político sin el estúpido sonido de las balas, tan común en aquellos años de guerra fría.

Después de escuchar o leer a varios comentaristas, confirmo mi pensar acerca de la política chapina. ¿Como creer en el fin de un corrupto si hoy Serrano Elías y Alfonso Portillo se dan el lujo de opinar sobre el linchamiento de un deshonesto? ¿Como pensar en un cambio hoy que las encuestas dan como favorito a quien se mandó a hacer una estatua en un parque y le pone su “humilde” nombre a leyes populistas que presenta?

En la historia

En los gobiernos de facto, protestar era de temerarios, de idealistas de izquierda que creían en el mundo mejor de socializar todo, era la teoría, en la práctica lo que no se sociabilizaba eran las riquezas de los líderes y si la pobreza del pueblo. Yo ni de joven tuve simpatía por el comunismo, era de clase media baja, pero ferviente creyente que con trabajo todo era posible; más sin embargo igual aborrecía las dictaduras militares por aberraciones como la quema de la embajada española, si, odiaba esos monstruos que crearon los gobiernos gringos y que hoy vienen cínicamente a presentarse como grupo de presión en los juicios, esperando condenas para sus Frankenstein.

El valor de la libertad
El valor de la libertad

Es imborrable para mí aquel ciudadano chino parado frente a un tanque en la plaza Tiananmen en 1989, era la imagen de la esperanza por ser libre como lo empezaba a experimentar Polonia y toda Alemania. Pero ahí está que no se pudo, que los políticos tenían las armas, eran dueños del sistema comunista y desgraciadamente hoy lo continúan siendo.

La Ley de Herodes

Hay una película que todo aquel aspirante a político debiera ver. La lica inicia con un hombre sencillo, idealista y de buenas intenciones; él un miembro activo del PRI, un partido que estuvo 70 años en el poder del vecino país, conocido por “La dictadura perfecta”. El protagonista es enviado como alcalde a un pueblo intrascendente, perdido en la sierra.

De aquel pueblo ha salido huyendo el ultimo alcalde por corrupción, son pocos los habitantes, pero al parecer muy agresivos. El nuevo alcalde llega con muchas ilusiones de cambiar las cosas para bien, para el pueblo y para él.

Pero no había dinero en las arcas municipales, el hospedaje era una mugre y la esposa del nuevo funcionario la pasaba muy mal. Aun con ello el jefe municipal sale a intentar poner orden en el pueblo, pero al ser advertidos los trasgresores lo primero que le ofrecen es dinero, la bendita mordida. Las cosas van de mal en peor, sin apoyo del “partido” y sin dinero, acepta el primer soborno. La película finaliza con un alejamiento de cámara mientras nuestro protagonista lanza un discurso en el hemiciclo del Congreso, hablando de unidad y bienestar de los pobres, algo que al principio quiso cambiar por obras.

 

¿Liderazgo?

Los comentaristas de Canal Antigua concluían anoche que se necesitaba un nuevo liderazgo. Yo me preguntaba: ¿Cómo puede iniciar un liderazgo en un país en el que la mayoría gusta que le digan lo que quiere escuchar? Si, que los ricos son malos, que un sicario es culpa de todos, que el perdón equivale a venganza, que los derechos lo son todo y que el gobierno debe mantenernos.

Todos hablan de trabajo y no dicen como le harán, hablan de los pobres y solo los conocen para tomarse fotografías con ellos. Cuanto charlatán hay por ahí pululando con su cargamento demagógico, en un país tan pobre que la conciencia podría valer Q50.00 y no tendríamos que criticar pues sería como una oportunidad para que algún niño comiera un pan. Ahora recuerdo que alguna vez arremetí en contra de aquellos que viven de la lástima por la discapacidad.

No hay que siquiera acercarse a los políticos que tienen miles de seguidores en las redes, a quienes presentan personas para que les agradezcan la limosna, a todos aquellos que llevan años con la enfermedad del poder. Cree en quien haya dado esperanza a alguien, no lo haya dicho y te diga la verdad, por dolorosa que sea. Cualquiera puede hablar bonito, muy pocos pueden dar el corazón en la sobra.

En Guatemala no hay un sistema socialista, mucho menos capitalista, hay un sistema de mercaderes corrupto. Toca todos los ámbitos, incluso la discapacidad.

ADELANTE

No se trata de una selfie para que vean lo cool de mi protesta, no se trata humillar a quien me caía mal en la tele, tampoco de celebrar lo que olvidaremos en 2 meses. Ayer incluso asesinaron a un niño de 14 años vestido de payaso, eso debiera ofendernos de igual manera que el robo en la SAT, cada piloto de bus asesinado y cada extorción desde las cárceles.

SIÉNTATE, PIENSA

Observaba a Eduardo Verástegui mientras promocionaba su nuevo film El Gran Pequeño. Me impactó lo que dijo:

“¿Han visto a los perros que corren tras un sebo en las carreras? Algún día me senté y pensé por que seguía lo que todos seguían. Después más me intrigó el por qué muchos seguían aun la mentira, sabiéndolo.”

“Un día me prometí no hacer papeles en los cuales se denigrara a los hispanos, entonces pasaron 4 años sin encontrar trabajo.”

Por ello no seamos llamarada de tuza. Hay que ser constantes en lo que sabemos es correcto, aunque muy pocos nos sigan, aunque los cantos de sirena endulcen lo amargo de la realidad.

Los ideales no se dicen, se sienten, se perciben: se viven. Hoy más que nunca debemos estar agradecidos por haber nacido en esta bendita tierra, de tener la oportunidad de creer en Dios sin que nos maten, de protestar contra los que nos roban, y aunque nos pueden asaltar en cualquier esquina, aun podemos ser ejemplo de quienes lucharán por un mundo mejor. Algunos ya pagaron por este privilegio.

Articulo para Asodispro de Byron Pernilla

Anuncios

Pienso que:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s