Cuando te friegan

tmf6lpA veces, por más cuero que seas (alta autoestima a prueba de troles), habrá un momento que tanto va el agua al cántaro…

Hace poco un medio escrito me realizó una entrevista, al contactarme yo quería que mi organización asistiera en pleno, pos no se pudo pues se me explicó que se trataba de mi persona. Yo siempre he soñado con un grupo de amigos cuyo propósito sea dignificar a las personas con discapacidad.

A parte que escogieron la peor foto (jajaja viéndolo bien creo que no había de otra), la entrevista variaba un tanto de lo que se me dijo, pero esencialmente decía lo convenido. Hasta ahí todo bien, lo posterior fue lo absurdo.

Por mensajes y correo las primeras protestas eran por el uso del término “discapacitado”, pues lo correcto es persona con discapacidad. Esto fue de lo más recurrente, incluso alguien mencionó que era muy tonto alguien hablando de discapacidad sin saber. Acá aclaro que no se me hicieron las preguntas como se publicaron, de haberme percatado hubiese corregido el apelativo. Si se tomaran un tanto de tiempo, periodistas y críticos, quizá leerían cuanto he escrito sobre el tema.

Después vienen los mensajes criticando la web. Los recurrentes son por falta de estética, que ha dispositivos en los que no se ve bien, que hay fotos sin título o explicación, que esto ofende a las personas ciegas y el último relacionado al área de empleo: parece circo de colores. Veamos: en cuanto a la estética, podemos diferir pues es un término susceptible al subjetivismo. ¿Qué sería del mundo si la estética de los años 50 en moda fuera la ley por siempre? ¿Y la psicodelia de los 70 o la New Wave de los 80? Incluso en la crítica del arte, lo que para muchos significaba un desastre terminó costando millones debido a un idealista llamado Picasso, él simplemente creyó en su idea. En cuento a los dispositivos, si tenemos alguna dificultad en iPhone, pero se trabaja con Responsive Web, trabajándose el reparar esa pequeña, es pequeña, falla. Respecto a las fotos sin descripción, si las hay, pero hace falta no tener mucho que hacer para buscarlas pues son las menos, claro, ahora no faltará quien las cuente. Fui a ver otras páginas dedicadas a discapacidad y que lamentables en comparación al concepto de ASODISPRO. En cuanto al color de la sección de trabajo, uso colores de la diversidad, por si no se dieron cuenta.

El colmo fue alguien que publicó que yo “debería estar agradecido” con un hospicio católico que me ayudó al comienzo de mi discapacidad. Esto mientras miembros de la iglesia a donde asisto me preguntaban porque dije que era “Cristiano Evangélico”. En algún momento de la entrevista dije que era cristiano, nada más. Yo respeto muy profundamente la espiritualidad de todos, cuanto he escrito de mi gran agradecimiento al sacerdote O´lery por el hospicio que me cobijó, y que parte de mi vida se la debo a mis mejores amigos que encontré en la iglesia a la que asisto.

Hubo un momento que me afectó, no es que me moleste por todo, lo he sobrellevado siempre, tengo ya 10 años de presencia en internet. Pero he estado enfermo, tanto escribir de domingo a domingo pasa factura. Unos días antes debí renunciar a un trabajo pues no se valoraba mi aporte, eso afectó seriamente mis finanzas. Las visitas de ayuda a las personas o movilizaciones por eventos que se realizan las costeo de mi bolsa. Hay personas que ayudan pero después quieren que les pague un precio alto. De remate, a un amigo que le firme como fiador una deuda, la pagó, pero después pidió otro préstamo con ese mismo consentimiento, ahora no paga y al parecer el banco pretende que pague, no me aflige pues ellos no rectificaron la firma, pero saca de honda. Incluso hasta mi gran asistente está enferma.

Muchos quisieran verme en mis necesidades, mi humilde casa, en mi pedazo de silla, con los dolores tras estar 14 horas sentado diariamente, los dolores y moretones que sufro cada que salgo de casa; y porque no, verme en un vídeo dando lástima. Y hay tanto que no digo, pues no quiero sonar como tantos que se alimentan de la lástima, pero no se les va hacer, y les afectará que diga que no vivo de la discapacidad. Y por más que algunos hagan por afectar los años de trabajo, no podrán, pues tengo convicción y creo en Dios.

Tranquilo

Hubo mucha circunstancia para que me desmoralizara. Pero ya pasó, estoy acostumbrado a la crítica, tomo en cuenta solo la de quienes sé, han entendido el propósito. Mi colmillo sabe que no hay que caer en el trave de los trol, que sería de YouTubers como Chumel Torres si se pone a leer que es un vendido, hace lo que siempre he hecho yo, usarlo como chiste.

fb
Cuando he tenido el privilegio de participar en mi congregación

Muchas PCD no realizan sus sueños pues temen el ridículo, piensan que o perfecto o mejor nada, y eso será su legado. Yo he optado por hacer, por intentar llevar apoyo a quienes quieren una oportunidad de empleo o aquellos olvidados en una silla de ruedas. NO soy bueno, hago lo que creo es mi propósito, pero desarrollo cada idea con todo mi ser, con todo el corazón. Amo a quienes me dicen esto está mal, pero toma, con esto que hice se verá mejor; los que aportan, trabajan y creen.

No existe una página como ASODISPRO, habrá mejores pero ninguna se ha edificado con tanta pasión y sin un centavo de presupuesto. Seguirá habiendo muchos críticos, expertos, doctos y licenciados en tal o cual cosa, no me interesa su opinión. Me interesa la de los empresarios con visión solidaria, así como la de quien sabe lo que ha costado y trabajan con amor, pero más aún, la de aquellas personas que este proyecto les ayudó a cambiar sus vidas para bien, muchos de los que estaban sin esperanza.

Byron Pernilla

Anuncios

2 comentarios

  1. Byron, siento mucho lo sucedido, lamentablemente, la cultura en la que nos tocó vivir es una cultura en la que la insensibilidad es el pan nuestro de cada día. Toda empresa, proyecto o plan de superación siempre será como un faro en un mar obscuro, y es por eso que cuando llega la luz para muchos no es lo perfecto que querían lo miran sucio, y gospeado por el oleaje del mar y comienza a darle mas importancia a cosas triviales que a la labor que cumple evitando que un coloso barco naufrague.
    Hay muchos que saben hacer las cosas pero nunca las hacen, hay otros que la envidia los consume y otros que simplemente nacieron para ser estorbo en el camino de los emprendedores, siga adelante Byron no se de por vencido.

    Me gusta

Pienso que:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s