Eliges el corazón

¿Y cómo continuar sin motivos? Era la pregunta. Solo frente a mi escritorio, con una pantalla apagada, veía un destino igualmente negro.

Era aquella tarde amarga en que había regresado del cementerio luego del sepelio de mi bebé. Él era ya todo un hombre que a los 14 años ya me acostaba sin ayuda y era mi mejor amigo, pero se atravesó la leucemia. Fácil se han consumido 9 años de aquel oscuro momento de julio 2009.

Me entregué al luto cerca de 3 meses, aunque retomé mi vida hasta un año después. No fue fácil adaptarme a vivir solo nuevamente, incluso mi fe fue cuestionada. Un correo de alguien cercano plasmo eso: “Lo siento, no me explico cómo puede haber un Dios con estas cosas”.

a3

Cuando visitaba a Julio Cesar

Durante ese tiempo Julia, mi gran asistente, soportó mi alma en pena, a saber ni cuantas veces he de haber caído mal con mi depresión. Y cuando ya me sentía mejor, entonces los ladrones (sabiendo que había quedado solo) entraron una noche y cargaron con todo. Esta vez me quedé sentado frente a un escritorio vacío.

Lo anterior ya le he escrito en varios post, he querido resumir hoy lo que aquel año afectó mi destino. Cómo una serie de infortunios pudieron acabar por momentos con mis ganas de vivir, pues pudiese pensarse que era ya suficiente con haber adquirido tetraplejía.

a5

Mi primer emprendimiento junto a mi mejor amigo

Creo que mi destino me ha llevado a verme varias veces al espejo, sin filtros, sin imágenes de vidas pretenciosas cómo hoy se ha vuelto moda. Ese proceso de aceptación dura meses, años y muchos no logran superarlo. Al final, no es un título, la capacidad económica o el estándar de belleza lo que nos da la mejor arma para continuar en medio de la tormenta. Es triste pensarse ser el centro del universo, creer que uno es fundamental para que el planeta funcione y de pronto saber que no es cierto, de ahí tanto suicidio.

Verme desnudo (metáfora, no vaya ser que se crea…jaja) sirvió para aceptar mi calidad de humano, que mi corazón no está en mis dedos inertes, tampoco en la figuras de una mujer o en poseer todo lo material que todos envidian. Me ayudó a ver que existen seres con más desdichas que yo, que había que apoyarlos pero más allá que las banas palabras y buenas intenciones.

67j

Hoy día hay razones seguirlo intentando

Y es que entonces hay 3 caminos, se endurece el corazón, renuncias a vivir o adquieres un corazón sensible. A raíz de aquella nefasta época, conocí gente sensacional, seres de luz que me llevaron a conocer propósitos nuevos, cosas que poco a poco llenaron un corazón remendado con hilos de amistad. A quienes en estos años se beneficiaron de una u otra forma de mi loca existencia, puedo decirles que fueron parte del propósito.

Y sobre Dios: un día, recién mi accidente y en una cama de hospital, yo le pedí con todo mi ser que sí me iba a quedar tetrapléjico, que lo aceptaba, pero que no me fueran a quitar alguna parte de mi cuerpo…ha si, y que me diera la oportunidad de hacer y sentir todo lo que las personas sin discapacidad vivían. Años después conocí a mi primogénito y todo lo demás es historia…me lo concedió.

EN MI CORAZÓN VIVIRÁS BEBÉ

Byron Pernilla

Anuncios

Un comentario en “Eliges el corazón

Tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s