¿Qué cambiarías este año?

Cuantas veces hubiésemos querido tener un DeLorean y como Marty McFly, regresar al pasado y evitar esas decisiones que negativamente afectaron nuestras vidas.

En medio del ambiente navideño, la tarde cae helada, luego de una extenuante semana de trabajo por fin logro un tanto el descanso, frente a mi escritorio y con mi infaltable café, decido escribir esta entrada; y es que en una reunión alguien me preguntó: ¿Sí pudieras qué cambiarías de este año que termina?

Ya en casa, detenidamente pienso que muchas de las decisiones son consecuencia de otras decisiones a través de los años. Que en la profundidad de los sentimientos quizá desearía cambiar alguna decisión, pero luego me doy cuenta que al cambiar esa decisión serían otros los afectados y eso tampoco me gustaría.

Desde la zona de confort muchos acostumbran criticar el camino que otros eligen, y suelen decir: -Yo no hubiese hecho eso-. De tanto escucharlo uno puede llegar a creer por un instante que quizá es cierto. Pero lo cierto es que la felicidad de esas personas no es la misma que quisiéramos.

Hay quienes somos decididos por ciertos sueños, tontos para muchos, pero son el motor que necesitamos para sentirnos vivos. Quienes nacimos o nos inculcaron el emprendimiento difícilmente conocemos nuestra zona de confort, y de conocerla quizá no nos quedaríamos en ella.

tiempo

Durante nuestra vida tomamos decisiones, las malas hacen fracasar ideas, negocios, metas, amistades y quizá lo más cruel: amores (sonrío irónicamente). Esto no debiese sorprendernos, es parte de estar vivos y por más que haya sido mala la decisión, se tuvo el coraje de tomarla y aún más, continuar el camino tomando otras.

Lo que sí debe hacerse es huir de esas personas que solo critican sin hacer nada, de quienes gustan de contiendas, de los que ofenden perversamente, de quienes en su comodidad infunden miedo a quienes debiesen animar… la vida es hoy y ahora, es mejor equivocarnos y avanzar en esta carrera de obstáculos que ver pasar la vida como un fantasma improductivo anclado en la línea de partida.

Al final, más que fantasear en cambiar el pasado, creo que debemos agradecer a Dios el haber tenido la oportunidad de tomar decisiones un año más.

De Byron Pernilla

Anuncios

Tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s