Cuando no sales de casa en todo un año

De chavo, bueno, de más joven pues jaja, era todo un socialité bananero. Los fines de semana luego de mi trabajo en el negocio de mi padre y de los estudios, mi gran pasión era por salir a bailar, entonces existían la Discotecas Rodantes, que eran unos tipos con un montón de bocinas y luces psicodélicas, equipo con el que hacían “toques” (fiestas de pago) esto en salones de la ciudad y luego, en varios departamentos del país.
Seguir leyendo

Anuncios

¿Si Jesús tocara ahora la puerta qué le pedirías?

Recibí en casa la visita de unos grandes amigos, ellos son practicantes firmes del cristianismo y me hicieron una pregunta qué  podría calificarse de religiosa, pero que creo es de profunda filosofía y revelaría mucho de una persona si se contestara con sinceridad. Seguir leyendo

Un día pesado

Esperan el bus, saber cuántas veces lo han hecho, cuanto tiempo. Aquí en esta ciudad que se gana premios por sus macetas, por verde, por moderna, por tantas cosas que no recuerdo, pero nunca por inclusiva o accesible. Seguir leyendo

Éxodo

Dice no tener nada en su patria Honduras, al parecer la vida le ha quitado hasta los pies, pero no le ha quitado las ganas de buscar una oportunidad; una mochila y su silla de ruedas le han bastado para emprender una aventura casi bíblica, incomprensible para muchos. Seguir leyendo

¿Y qué es ayudar a PCD en situación de pobreza?

El asistencialismo social hacia PCD suele verse en el contexto actual como un regalo, algo que siempre se mira con desdén por parte de quienes ostentan el poder, a no ser que sea en época de elecciones. Y quienes no son políticos y no les gusta, es por tanta y tanta gente sin escrúpulos que se aprovecha del lodo…(cómo hay). Seguir leyendo

El asesinato de un pandillero con paraplejia

Soy ferviente creyente del individuo, de esa persona que si decide salir adelante lo hará con uñas y con dientes, que no importa si la muerte le impide llegare a la meta, de todas formas le encontrará en el camino que es su propósito. Claro, eso lo esperaría de personas en mi condición, similares o en mejor estado físico. Pero siempre habrá situaciones muy diferentes a la mía, aunque la condición sea la misma. Seguir leyendo

¿Una vida con amor o valor?

En publicaciones sobre personas con discapacidad física en situaciones cariñosas, o de bodas, suele haber comentarios hirientes. Muchos califican estas situaciones de fantasiosas, de mentiras o que solo a personas con suerte ocurre, incluso hay PCD que critican esas publicaciones. Seguir leyendo

Cuando envías nudes

Mi bregar en las redes sociales no es reciente, por el tipo de trabajo que he tenido la oportunidad de desarrollar he navegado por la 2.0 desde casi sus inicios. Bajo algún personaje o a veces con alias, me forjé algún reconocimiento, sucede que nunca quise que me siguieran por mi discapacidad. Seguir leyendo

Todos podemos desperdiciar la capacidad

¡Todas las personas con discapacidad debieran estar avergonzadas! Me dijo mi querida vecina al comentar la detención de una persona con discapacidad como presunto jefe de una mafia citadina que extorsiona y asesina a sus víctimas. Yo le pregunté que si al salir todos los días la noticia de algún asesino sin discapacidad, todas las personas de su condición se avergonzaban. Ella me dijo que debieran. Seguir leyendo

La vergüenza de una silla de ruedas

Desde pequeños nos enseñan que es incorrecto, claro, esto de acuerdo a la escala de valores que se maneja en el primer universo que conocemos: la familia. Nos muestran que hacer lo incorrecto nos debe dar vergüenza, pues hacemos el ridículo ante todos. Seguir leyendo

Cómo llegué a querer a mi pareja

No me gustaba su presencia, sentía su mirada fría, pesada casi odiosa. No me explicaba como ella había llegado a mi vida de improvisto, y sin tener nada en común se había adueñado de mi vida; y aunque aún no me atrevía a entregarme totalmente, ahí estaba ella, tan cerca de mis más inconfesables sentimientos, al asecho de lo que quisiera, tan cerca de mi lecho. Seguir leyendo

Ignorancia y opinión

No hace mucho, alguien subió una fotografía a las redes sociales en donde se observa entre la lluvia a una persona, quien supuestamente usa silla de ruedas, la cual junto a otra de pie se guarecen de la lluvia bajo un árbol. Según los comentarios, la  persona se dedica a pedir dinero en las calles. Seguir leyendo

El fastidio de trabajar

El trabajo es esencial en la vida de un ser humano responsable, fuente incansable de satisfacciones, pero motivo principal de nuestro estrés, dolores musculares, insomnio, Etc. Puedes amar lo que haces, pero como ser humano hay un momento que te cansas, el tráfico, las personas odiosas, normas, plazos, Etc. y gritas ¡Que cansado me siento! Y nunca falta quien te diga: Debieras ser agradecido, cuantos quisieran tu trabajo y no tienen. Seguir leyendo

El tiempo no borra

Cuando se trata de infortunios el tiempo no los borra como dice la melodía, lo que sucede es que con una actitud adecuada su recuerdo ya no duele tanto. Seguir leyendo

Eliges el corazón

¿Y cómo continuar sin motivos? Era la pregunta. Solo frente a mi escritorio, con una pantalla apagada, veía un destino igualmente negro. Seguir leyendo

Julio, la muerte del ateo que me hizo creer más

De niño fue inquieto, contaba su madre quien sin el apoyo del padre había sacado adelante a Julio y sus hermanos, no me acuerdo cuantos más. Aquel joven había abandonado sus estudios, trabajaba ocasionalmente y era parte de un grupo de aquel lugar, entonces empezaban a llamarse: maras. Seguir leyendo

Los héroes

Era una madrugada veraniega, el mes pintaba para entrar en mis recuerdos de niñez, ese día 4 de febrero de 1976 iríamos a Esquipulas, una basílica que está a 5 horas en auto de la capital; mis padres eran creyentes. Seguir leyendo

Discapacidad: ¿Un castigo?

Siempre me he preguntado cómo sería mi vida si nunca hubiese realizado aquel fatídico salto del Pato Lucas, sí, ese que hace cuando no hay agua en la piscina. Al contrario de lo que muchos dicen que eran cuando la vida les cambió al adquirir una discapacidad física, seres malos, yo no lo era, bueno eso creo yo.

Seguir leyendo

Cuando afectas la vida de otros

Cundo vas camino a un hospital piensas en que todo se resolverá, que sufrirás un poco pero que no debe pasar a más. Claro, hay quienes lo hacen pidiendo ayuda celestial. En mi caso, con 29 años sentado en una silla de ruedas, solo vas pensando en el testamento. ¡Es cierto! Seguir leyendo

Mi amigo Gay

Al poco tiempo de vivir en un hospicio, luego de mi descalabro, compartí habitación con “Celeste”, un joven con SIDA, era un momento en el que el virus era garantía de muerte y hacia estragos a inicios de los noventas. La casa hogar donde vivía era para personas desahuciadas y sin familia, pero la epidemia empezaba a cambiar al tipo de pacientes. Yo era el único chico sin problemas mentales, la directora pensó que sería el mejor anfitrión. Seguir leyendo

Ciber-amor

Recibí un e-mail, formalmente me decía que gustaba del proyecto que en ese momento desarrollaba, que deseaba apoyarlo de alguna manera y que le gustarían fuéramos amigos. Seguir leyendo

Trabajo con discapacidad

“Vos tenes trabajo porqué conoces gente famosa y estudiastes, pero yo soy pobre y no conozco a nadie importante”. Lo anterior lo escuché de una persona con paraplejía que tiene un título de nivel medio y no logra  un trabajo como él quiere. Seguir leyendo

Despelote, verano, amor y silla de ruedas

Era una Semana Santa de tantas, la ciudad respiraba un poco más, puesto que descasaba del asfixiante vaivén de sus estresados residentes, muchos de los cuales habían huido para escapar de la multitud urbana, tan solo para volverla a encontrar en alguna playa en calzoneta. Seguir leyendo

Sueños húmedos

La noche refrescaba solo un tanto aquella playa vacía, habíamos encontrado un hueco de paraíso en aquella ribera atestada de veraneantes, cuyo anhelado bronceado se olvidaba bajo el esplendor de una gigantesca luna amarillenta que casi besaba el mar en aquel cielo despejado. Seguir leyendo

El suicidio en la oscuridad

A raíz de un artículo, conversábamos con socias de esta organización y todos planteaban diferentes formas de salir de la depresión. Recordé una anécdota que a mí me sirvió y no sé si ya la escribí acá, o en otro blog que tengo con seudónimo, pero si así fue, por favor léalo pues lo adapte.

El suicidio

¿Quién no ha sentido tristeza? Un sentimiento humano producto del pensamiento. Hay quien piensa que suicidarse es de cobardes, jamás compartiré esa opinión, la persona debe tener mucha valentía para dejarlo todo, infringiéndose dolor corporal, cualquiera que este sea; lo cierto es que algo no funciona en su vida, según su cordura. Para que la depresión lleve al individuo a pensar en el suicidio, se dan diversos factores estudiados por la psicología, el medioambiente entre ellos.

Me puse a pensar que a diferencia de algunos, cuando adquirí la discapacidad, sufrí claro, pero nunca pensé en retirarme de este mundo. Entonces recordé el momento cuando la idea del suicidio me rondó, como la enfrenté y como muchos granitos de arena contribuyeron para creer que la vida vale la pena, uno de estos granitos les quiero compartir.

vb3

Calidad Humana

Cuatro días después de haber dejado el cuerpo de mí hijo en el cementerio (con quien viví intensos 14 años), llegué junto a mi ex esposa a almorzar a un Centro Comercial de la ciudad Guatemala. Nos ubicamos en una mesa y ella sacó su cartera y empezó a buscar su dinero, igual le dije que buscara lo mismo en mi maletín. Mientras lo hacía, empecé a recordar cuantas veces habíamos comido ahí con mi chico, no contuve mi llanto que entonces era muy doloroso. Mi acompañante es de un carácter súper fuerte, pero igual se quebró. Seguir leyendo

Atrapados en la discapacidad

Esta semana alguien en aflicción me preguntó cómo le había hecho para hacer lo que hacía (siendo alguien sin preparación ni plata, no me lo dijo pero lo sentí), que como fue que me acepté. Seguir leyendo

El fruto de un adíos

Fue hace como 18 años. Yo, un vil aventurero, me había arriesgado a “robarme” a mi novia e iniciar una descabellada historia, a la que se opusieron muchos, pero que me dejaron hacer. Seguir leyendo