El fastidio de trabajar

El trabajo es esencial en la vida de un ser humano responsable, fuente incansable de satisfacciones, pero motivo principal de nuestro estrés, dolores musculares, insomnio, Etc. Puedes amar lo que haces, pero como ser humano hay un momento que te cansas, el tráfico, las personas odiosas, normas, plazos, Etc. y gritas ¡Que cansado me siento! Y nunca falta quien te diga: Debieras ser agradecido, cuantos quisieran tu trabajo y no tienen. Seguir leyendo

Anuncios

Discapacidad física: mano de obra no calificada

*Luis, un joven que trabaja de repartidor en moto, a sus 33 años ayuda en la economía familiar pues junto a su esposa, quien trabaja en una maquila, sostienen un hogar de clase media baja, lugar en donde una niña les espera luego de sus labores. Un buen día el infortunio se hace presente y Luis sufre un accidente, como tantos motoristas, y adquiere paraplejia. Luego de un tiempo sale del hospital público, sin movimiento en las piernas, sin rehabilitación posible, sin trabajo y sin dinero. Seguir leyendo

PCD y empresa: trabajo en equipo

La cultura de una empresa suele fundamentarse en el trabajo en equipo, esto debido a que una buena estructura del referido trabajo, redunda en una excelente imagen empresarial y hace más factible la consecución de la visión corporativa. Seguir leyendo

Trabajo con discapacidad

“Vos tenes trabajo porqué conoces gente famosa y estudiastes, pero yo soy pobre y no conozco a nadie importante”. Lo anterior lo escuché de una persona con paraplejía que tiene un título de nivel medio y no logra  un trabajo como él quiere. Seguir leyendo

Como ser millonario con discapacidad física

451

Es muy difícil la colocación de PCD en el mundo productivo convencional, las raíces son varías, van desde la indiferencia o falta de información de la sociedad en general, por mencionar algunas, hasta la propia actitud de la PCD, afortunadamente no en todos los casos.

Acá en este mundo, me he topado con personas que muy incisivamente dicen querer trabajar, incluso arremeten contra la discriminación, acusándola de ser el factor principal de su no productividad.

Un caso

Conocí a alguien que luego de un accidente quedó parapléjico, me compartía que deseaba con todas sus ganas trabajar, quería emplearse desesperadamente. Se buscó un empleo para él, pero no había algo disponible de acuerdo a sus estudios. Viendo la urgencia que refería, encontré a alguien que le donaría para que vendiera tarjetas telefónicas. Seguidamente hablé con el interesado y le propuse la idea de vender las tarjetas, respondió que él no era para “eso”, que lo que deseaba era hacer lo que sabía y que pues no.

Antecedente

Conozco a un buen amigo, un tipo a todo dar. Él sufrió un accidente que le dejó parapléjico, al año de su problema empezó a vender tarjetas telefónicas, después inició en el negocio a otras PCD, financiándolas y cobrando una pequeña comisión. La madre de él es ciega, por lo que aun contribuye con su hogar, aunque ya formó otro con su esposa, compró un carrito, no será millonario, pero creo que es feliz y me inspira.

A mi amigo nadie lo financió, no es de los que andan alegando derechos, queriendo ser ejemplo, ni mucho menos dando lástima. Es de esos héroes anónimos que el mundo no conocerá, pero eso no le importa, vive su destino al máximo y de veras, es un privilegio para mi conocerle, me ha hecho crecer como persona en estos 7 años de amistad.

Ego

El ego juega en contra, el hecho de creerse algo sin haber hecho nada, esto incluso se aplica a quienes enarbolan las banderas de títulos profesionales. Si todos aceptáramos comenzar desde abajo, las cosas serían un tanto menos difíciles. Cuantas veces no hemos escuchado: “Yo trabajaré de lo que estudié, si no, no. “ Y años después: “No hay trabajo, no se que voy hacer”.

Quizá la primera aseveración sea valida para la clase acomodada, “huy no chis”, pero se vuelve tonta cuando no hay recursos para sostener una vida. Esta bien para quienes pueden costearse una vida sin problemas, pero aun ahí pierden experiencias que los harían crecer como personas y luego profesionalmente.

No importa cuan humilde sea el inicio de la productividad si los objetivos son claros, yo siempre he pensado que si hubiese podido mover mis dedos hubiera vendido periódicos y helados, siempre soñé con un restaurante, ese sería el objetivo.

No pierdas el tiempo, agenda

El gran problema de muchos es el desperdicio de tiempo, pretextos hay un montón: estudio mucho, merezco descansar, tengo que divertirme, la familia quiere tiempo, soy fanático de los juegos (en línea, fut, beis, Etc.), merezco disfrutar, me gustan los tragos, la iglesia, Etc.

Pero no, el trabajar a conciencia en tus dones no implica dejar tu vida social o de diversión, hay una palabra clave: AGENDA. La diversión incluso se agenda, el saber cuanto tiempo y día asignamos a la diversión es fundamental para el avance de nuestro proyecto de vida.

cc49kl

Colosenses 3:23

Hay un grado también de profesionalismo, sea lo que sea que hagamos debemos realizarlo lo mejor que podamos, no importa el pago, si lo aceptamos debemos cumplir. Leamos al respecto implementando las medidas necesarias, eso hará que nos acostumbremos a prestar un alto rendimiento y cuando llegue la real oportunidad, será fácil la adaptación.

NADIE se hará rico por la discapacidad, habrá siempre quienes vivan de ella, pero estos se conforman con migajas, bueno quizá me equivoco, algunos si se han hecho ricos con la discapacidad pero no son personas con discapacidad. Con lo anterior no hablo de quienes piden dinero en las calles, esa es otra circunstancia, me refiero a quienes pudiendo hacer algo, y teniendo los medios, simplemente no hacen nada. La forma más segura de que una PCD se haga rica es sacándose la lotería, solo que un tanto improbable. Yo compro la Santa Lucia y si mucho Q60.00 me he sacado…jajaja

Lo que podemos hacer con toda seguridad es intentar buscar la manera de que nuestros talentos produzcan. Cuan millonario te sientes cuando conoces amigos fieles, tienes un trabajo, has fundado una familia, tienes un negocio, desarrollas ideas, proyectos o planes; aunque no tengas tanto dinero y hasta te haga falta. Lo que sientes es paz, esa de saber que tus decisiones te han llevado al camino correcto, pero eso no es un producto espontáneo de la naturaleza o el destino, todo lo debes iniciar preparando la tierra, abonando, sembrando y cosechándolo en su época.

“Amigos” hasta el significado se ha corrompido hoy día con lo de las redes sociales, los amigos al igual que los otros factores mencionados se adquieren por PRESTIGIO, ese que da tu legado, o lo que tu s obras dicen de ti. Una empresa, una persona o una sociedad necesitan ver pruebas para confiar. Si no haces nada, no tienes obras ¿Qué pretendes?

Definitivamente la discriminación y las diferentes barreras están aun latentes en un amplio porcentaje de la sociedad, eso ha de cambiar algún día, y una de las maneras en que podemos colaborar para el cambio, es demostrando que no es cierto que solo para pedir y exigir estamos en este mundo. Yo no quiero que en mi tumba se lea “PCD que lucho….” O peor aun: “La PCD que gracias a que X persona, institución o el Estado se apiado…”. Quiero que diga: “Byron profesional de…cuyo legado….”.

La productividad se conforma de todas esas cosas que van dado valor a la vida, las añadiduras que vienen después son un regalo de Dios. Puedes llegar a sentirte millonario, quizá no en lo material, pero si en lo más importante: en el espíritu. No hay persona más rica que aquella que no necesita dinero para sonreír y dar esperanza. Hay que ser honestos, todos queremos mejorar nuestra calidad de vida, eso nos es un delito y debemos tenerlo claro. No importa cuan humilde sea el inicio, no importa cuantas puertas toques, no importa cuan largo sea tu camino, inicia ahora, hazlo ahora, dentro de unos años puedes estarlo intentando todavía, lo puedes estar disfrutando o lo puedes estar lamentando.

No es lo que tu tienes, sino como usas lo que tienes lo que marca la diferencia. –Zig Ziglar

Un artículo de Byron Pernilla para Asodispro®